Finalmente disponible la versión 2.8 de Scala.


A pesar de lo lejos que ha llegado, de ser el lenguaje más utilizado en el mercado y aún siendo GPL, Java es víctima de gran cantidad de críticas, algunas de las cuales están más enfocadas en el modo de trabajo actual que en el lenguaje en sí. Pero que tiene problemas, los tiene y no parece dar señas de avance en un mundo cada vez más competitivo. Se ha vuelto a demorar el lanzamiento de su nueva versión para inicios del próximo año y, si bien presentará algunas innovaciones ineteresantes, tampoco es revolucionario -ni muchísimo menos. Sin embargo, aún los críticos más acérrimos del lenguaje destacan la importancia de la JVM, aunque sea como “curiosidad tecnológica”. En realidad mucho más que eso, la Java Virtual Machine nos permite trabajar con enorme cantidad de lenguajes (por sí mismos o en conjunto con Java), contando con todas las ventajas que ofrece la máquina virtual.

Por ejemplo, IBM utiliza Jython (implementación de sobre la JVM) para realizar scripts sobre WebSphere. Y con el aletargamiento de Java, no sólo se están usando cada vez más otros lenguajes en conjunto con las librerías nativas, sino que se habla directamente del “nuevos Java”, es decir lenguajes que trabajan sobre la máquina virtual que terminarán por imponerse sobre el lenguaje mismo. Entre estos, son tres los más utilizados: Groovy,Clojure (interesantísimo dialecto de Lisp) y Scala. Scala es un lenguaje multiparadigma, un híbrido entre orientación a objetos y funcional que, con una sintaxis no del todo lejana a la de Java, es recomendada para los usuarios del popular lenguaje que quieran aventurarse en nuevos terrenos. Además, con un buen par de años de recorrido, es el que cuenta con mayor proyectos y comunidad, algo importante a la hora de elegir un lenguaje y tampoco está demás recordar que últimamente se está redescubriendo el valor de los lenguajes funcionales a la hora de escribir aplicaciones en las que la concurrencia tenga una importancia crítica. Después de todo, Scala es utilizado por sitios como Twitter yFoursquare.

El asunto que me hace escribir estas líneas es que finalmente, después de una espera bastante grande, acaba de ser anunciado el lanzamiento de la versión 2.8 del lenguaje. Y a pesar de lo que pueda parecer, se trata de un cambio enorme, una actualización importante como la que representó la versión 3.0 de Python. De todos modos, una importante característica de Scala, heredada de Java, es que a pesar de todos los cambios efectuados mantienen prácticamente al 100% la compatibilidad con el código fuente de versiones anteriores. Algunos de los cambios más importantes son:

  • La biblioteca de colecciones fue rediseñada por completo.
  • Se ha simplificado el manejo de arrays.
  • Argumentos nombrados y por defecto.
  • Anotaciones anidadas.
  • Se ha mejorado a los actores (para concurrencia).
  • Fueron solucionados gran cantidad de bugs.
  • Los paquetes, además de clases y objetos, ahora pueden contener métodos, campos y alias.
  • Se ha mejorado notablemente tanto el REPL como el IDE oficial de Scala para el Eclipse.


Esperado lanzamiento con cambios que, espero, cumplan todas las expectativas generadas. Y para quienes no estén familiarizados para nada con la sintaxis del lenguaje, termino la entrada con el clásico “Hola mundo” escrito en Scala:

object HolaMundo {   def main(args: Array[String]) =     
println("Hola, mundo") }
Fuente | bitelia.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: