10 maneras de probar Linux sin poner en riesgo tu Windows.

Entre las preocupaciones de aquellos que quieren probar Linux por primera vez está el temor de preparar el disco (particionar, formatear y todo eso), y en el proceso echar a perder su partición de Windows. Sin embargo eso no es necesario, pues hay muchas formas de que puedas probar Linux incluso sin salir de Windows. Aquí van 10 formas en que puedes hacerlo:

1) Moba Live CD: es una aplicación que permite arrancar imagenes LiveCD o LiveUSB directo en tu escritorio de Windows. Funciona como aplicación portátil, y ofrece integración con el menú de contexto de modo que puedes arrancar imagenes con sólo el botón derecho.

2) Portable Ubuntu: este paquete te permite arrancar un ambiente completo basado en Ubuntu dentro de Windows, y todo desde una unidad USB; quizás el único detalle de este método es que necesita de una memoria USB de buena capacidad, de 8 GB en adelante sería lo mejor.

3) VirtualBox: VirtualBox es una aplicación de virtualización, en la cual puedes montar máquinas virtuales con varios tipos de sistemas operativos, incluyendo Linux. Si no quieres pasar por el relajo de la instalación, puedes descargar imagenes listas desde VirtualBoxImages.com.

4) VMWare Player: de igual forma que con VirtualBox, puedes usar el reproductor de VMWare y descargar una distribución desde el Appliances Marketplace para jugar con ella.
5) KDE For Windows: ok, técnicamente no es Linux, pero si te puede dar una idea de lo que es KDE, un manejador de escritorio que se usa bastante en Linux. Sólo ten en mente que se descarga el instalador, y luego seleccionas todo lo que hay que instalar, lo cual a su vez es descargado de la red – lo cual puede tomar un tiempo considerable.

6) Fedora LiveUSB creator y 7) UNetBootIn: este y el anterior son muy similares: si no quieres quemar tus imagenes de Linux que descargues de la red, entonces puedes transferirlas a un drive USB con estas utilerías.

8) LiLi: permite crear una unidad USB con una instalación de Linux portátil y booteable. Es de los más sencillos que he usado.

9) Boot.kernel.org: no intenten esto en casa si están en una conexión DSL no muy rápida; primero baja una imagen inicial que contiene un cargador, después escoge que distribución quieres y luego arráncala pero a través de HTTP.

10) Wubi: descarga Ubuntu o cualquiera de sus variedades oficiales, tales como Kubuntu, Xubuntu o cualquier otra, después montas el ISO en Windows usando Virtual CloneDrive o la aplicación de tu elección para montar imagenes: cuando lo hagas, en la raíz de la unidad de la imagen montada encontrarás el archivo wubi.exe, ejecútalo y a través de Wubi podrás instalar y desinstalar Ubuntu como cualquier otra aplicación de Windows.

Ahi tienen, ahora si no hay excusa para no vestirse de pinguino con todas estas formas (gratuitas por cierto) de que pruebes alguna de las muchas variedades de Linux sin problemas.

Fuentes:
orlandoalonso.com.mx
distrowatch.com
linuxtracker.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: