Mac OS X crece mientras Linux se estanca.

El sistema del pingüino continua rondando el 1% de los usuarios, mientras que la plataforma de Cupertino crece de forma continuada cada mes, acercándose al 5% de las computadoras de todo el mundo. La culpa de este estancamiento se halla en el fracaso comercial de Linux en el segmento de los netbooks, ocasionado por la fuerza del marketing de Microsoft y a las facilidades que la compañía de Redmond da para utilizar su sistema.

Este pasado mes de marzo, y por primera vez en la historia, GNU/Linux superaba el 1% de la cuota de mercado de sistemas operativos*. Pasados unos meses, vemos como el crecimiento de la plataforma del pingüino no solamente se ha estancado, sino que ha sido negativo, situándose actualmente entorno al 0,94% del total de máquinas.
De aquí puede sacarse una conclusión rápida: si bien Linux se postulaba como un rival a la altura del Windows de Microsoft en el sector de los netbooks, la entrada de la compañía de Redmond con las licencias limitadas de XP y, sobretodo, la promesa de un Windows 7 más adaptado que Vista a este tipo de hardware, no sólo ha equilibrado la balanza sino que la ha inclinado favorablemente hacia el lado de Microsoft.
Linux ha perdido, así, una oportunidad de oro para conquistar de forma indiscutida un segmento de mercado que habría podido utilizar como plataforma de lanzamiento para aumentar su penetración en el mercado de máquinas “tradicionales”, encandilando al público desde los ultraportátiles.
Y este fracaso no puede achacarse a que al sistema del pingüino le falten capacidades para medirse de tu a tu con Windows, sino más bien al peso que ha ejercido Microsoft con todo su arsenal de marketing y la capacidad de persuadir (algunos dirían presionar) a fabricantes, integradores y vendedores para que integren Windows en sus máquinas. La fragmentación del mercado Linux en muchas y diversas distribuciones, también habría contribuido un poco a esta “derrota”.
Notar que la mayoría de integradores y fabricantes de netbooks han guardado sus máquinas Linux solamente para aquellas versiones con un hardware menos potente, y que la oferta de variedad de configuraciones de máquinas con Windows ha sido muy superior a la variedad ofrecida con Linux, dejando este último sistema como algo “residual” en sus catálogos. Un buen ejemplo de esta política es HP, que con su 2133 Mini-Note solamente lanzó los modelos más simples con Linux, mientras que los más completos venían indefectiblemente con una licencia de Windows Vista y sin posibilidad de cambiarla.

Articulo completo:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: